Todos los Bancos de Alimentos tenemos –al respecto- las mismas normas y es que únicamente podemos entregar alimentos a asociaciones (nunca a particulares).

Estas asociaciones deben estar visadas por los servicios sociales del Ayuntamiento correspondiente, que certifica la veracidad de la situación de necesidad.

Una vez reconocido el caso, la Asociación debe solicitar la ayuda al Banco, que se la prestará en las condiciones habituales.

Los Bancos de Alimentos no hacen ningún tipo de distinción por razón de sexo, nacionalidad, adscripción política u orientación religiosa.

Nunca podemos solicitar ningún pago o contraprestación por los alimentos entregados.