Adicionalmente existe un canal permanente de recogida de alimentos procedentes de productores, fabricantes o distribuidores que donan excedentes, productos invendibles (un envoltorio dañado o con la impresión defectuosa no se comercializa), con fechas próximas al límite de consumo preferente, etc. pero que son perfectamente comestibles.