Si eres un proveedor de alimentos de la cadena de distribución: supermercados, tiendas, mercados locales o grandes superficies, probablemente tendrás algunos casos de excedentes por distintas razones: golpes, sobrantes de stock, frutas o verduras no comercializables, proximidad de la fecha de consumo preferente, etc.

En ese caso, mediante una llamada al Banco, coordinaremos la recogida del material sobrante para que entre en el circuito de nuestro reparto a Entidades y Asociaciones benéficas.

De este modo evitamos el despilfarro de alimentos y colaboramos –modestamente- en frenar el deterioro del Medio Ambiente.