Una de las actividades típicas de los voluntarios y para las que son necesarios un mayor número de voluntarios, son las campañas de recogida de alimentos.

Estas campañas –realizadas periódicamente- tienen el objetivo de recoger alimentos entregados por particulares en distintos puntos. En función de la campaña de que se trate, la campaña se puede realizar en empresas, colegios, puntos de acceso público, tiendas, mercados o supermercados, grandes superficies, etc.

En estos casos se disponen algunos voluntarios en el punto de recogida para ir informando a los asistentes y para ordenar el material recibido. Por tanto, y en función del número de puntos de recogida, del horario y de la duración de la campaña, el número de voluntarios puede ser importante.